De año, calendario

“El calendario es una cuenta sistematizada del transcurso del tiempo, utilizado para la organización cronológica de actividades. Se trata de un conjunto de reglas o normas que tratan de hacer coincidir el año civil con el año trópico.”  Wikipedia

 

calendario-antiguo

En año, miramos el calendario y en su última hoja, un tanto arrugada y deslucida por soportar más de 300 días en la pared. El póster colgado en la pared, de los sueños,  de cuantas vidas soporta al nacer en esos días de luz, guirnaldas y consumo, primeros de año…el transcurrir de los meses con sus fiestas, esos días malos, los mejores, los que no te esperas que lleguen… y de nuevo el ciclo se repite, llega la Navidad, esta que ya la anuncian en agosto, llega la lotería, las comidas de grupo, los buenos deseos, los mensajes de paz y amor.

Tiempos aquellos en los que se enviaban postales de Navidad; ya se acabó, pero para quienes hemos vivido esa época nos  queda un buen recuerdo. El perfume del papel viajero, la sorpresa escrita, esa emoción que duraba un largo rato. Hoy en cambio, podemos recibir 30 mensajes en dos minutos y en otros dos hemos olvidado “lo qué”.

Pero ahí sigue, el calendario, resistiendo, pidiendo su puesto en la cocina. Una vez más, el gran motivo de su resistencia pueden ser las madres, estas mujeres metódicas, que apuntan con boli junto al día, cuando al médico, qué comprar, qué compromiso familiar para no dejar pasar detalle, cuando recibo la  nómina, etc.  Posiblemente se confíe en el futuro a la agenda electrónica con su avisador… pero hoy por hoy, aunque suene a retro, un calendario no tiene comparación:  ahí está, permanentemente encendido, avisando del día, del mes, sin apagarse, sin descargarse. La única actualización puede ser la mensual: arrancar una

hoja del mes que pasó. Y lo mejor, es que no sólo es de uso individual; posiblemente lo puso la mamá o el papá,  pero luego acude todo el personal de la casa a su consulta, tal vez el santoral, los días  de rojo, el puente que viene  o la respuesta a lo típico de la tertulia.. ¿qué día fue?

Bueno, pues valga mi homenaje a este elemento de contar el tiempo y para muchos, las emociones de la vida, con la ilusión de adquirir el nuevo, impoluto, listo para presentar

perfectamente ordenados del 1 a fin de  mes… a fin de año, justo lo que tardamos en dar una vuelta al sol, un largo viaje que  nos sale gratis y cuyo contador eficaz sigue siendo el calendario “de pantalla” como se solía decir.

 

Anuncios

Vamos por la montaña

Siurana-grGR1 Gran Recorrido que atraviesa la península desde Sant Martí d’Empùries hasta Finisterre. No sé si todo el recorrido está regulado, controlado, señalizado… pero lo cierto, la parte catalana que es la que estamos recorriendo está bastante bien señalizada. En marzo hacemos la 7ª etapa que transcurre entre Sant Pau de Segúries y Sant Joan de les Abadeses.
Un grupo de amigos de SERVAS, aficionados a caminar, vamos coleccionando una serie de caminos “GR” que nos permiten ver paisajes interiores, profundos, elevados, pasando por las distintas estaciones las cuales nos añaden cielos diferentes en cada recorrido, horizontes de nieve, praderas relajantes, bosques cuyos árboles están forrados de líquenes, flores, plantas, pantanos, fincas cultivadas, masías solitarias, pueblos casi vacíos por los que apetece pasar de puntillas, gentes que nos miran un tanto sorprendidos….
El grupo sale cada sábado (uno al mes) puntualmente desde Barcelona y otros lugares de la provincia para estar en el punto de partida sobre las 9,30 de la mañana. No es fácil congregar unas 50 personas y ponernos todos de acuerdo para hacer lo mismo: caminar. Cada uno tiene su ritmo, su cualidad física y hace que a los pocos minutos el grupo se alargue mucho. El trayecto es una especie de tertulia, por donde pasa “el pelotón” se oye un fuerte murmullo, en grupos de dos, tres, cinco… can charlando, contándose sus cuitas. El final de etapa, apetece comer un bocadillo, descansar, tomar una cerveza si hay un bar a mano. En los rostros de los participantes se nota una cara de satisfacción por haber superado ese reto. No es fácil. Estos caminos están llenos de sorpresas, algunas no lo son pues se anuncian, conocemos el desnivel teórico, pero no las formas del camino, las piedras, los recodos, incluso las dudas cuando una señal no aparece y caminamos en sentido erróneo.
Son cuatro, cinco… o más horas juntos y hay tiempo para contar nuestras vidas a los nuevos amigos o a los de siempre. Con el tiempo ya formamos parte de una familia, una gran familia y los sábados de camino se convierten en un encuentro de compañeros que hacen la ruta, viajan juntos y seguro que cada uno viaja a su interior quedando ese misterio sin contar.¿Por qué vine, por qué voy, por qué ando?

Boeing 777

boeing-77726 países andan buscando un avión, que, a poco que entienda, llevan los aparatos más sofisticados de navegación para trasladarse por estos cielos. Al margen de todas las razones técnicas que nos puedan ir dando durante estos días y hasta que aparezca, la gente de la calle se pregunta cómo es posible que no quede ni rastro, un dato, una huella… algo que acerque al menos al lugar donde se haya estrellado o donde haya aterrizado. Miles de satélites nos observan. He oído que incluso pueden ver lo que estás leyendo si paseas tranquilamente por la calle con una hoja en la mano. Sabemos que muchos animales domésticos y salvajes llevan un “chip” para ser localizados (?) y/o conocer sus hábitos. El Titánic pudo enviar señales y supieron lo que le estaba ocurriendo .. en otras circunstancias, en otros tiempos.
Hoy que tenemos sondas, robots, estaciones espaciales, satélites, drones… no somos capaces de saber qué le pasa a ese bicho. Tan difícil es poner 500 sensores de caída, de cambio de rumbo, de presión, de anomalía y simplemente un dispositivo que al impactar emita unas coordenadas… Y los móviles u otros dispositivos de los viajeros, ¿es que ninguno pudo dejar señales de los últimos momentos?  ¿no es posible, ingenieros aeronáuticos? ¿por qué no utilizan sistemas GPS?. Leo en la revista TIME que actualizar estos sistemas tienen un alto coste. Si esto es cierto, les sale más rentable dejar que se pierda algún avión de tanto en tanto.
¿Es cuestión de “money”? lo de implementar la seguridad. ¿Y la gente? toda esa pobre gente, ¿dónde ha ido? ¿dónde están sus cuerpos?. Imagino sus familiares que estando casi seguros de su fallecimiento, no saben nada, absolutamente nada. Los viajeros pueden haber muerto, pero las familias, padres, hijos, hermanos, amigos…Pocas manifestaciones se harán para exigir más seguridad en los vuelos, y más dignidad.Hay que ver como se va de ajustaditos en algunos aviones. Eso ya es otro tema.

Luis M. Avendaño

El Priorat I

La Ruta del Priorat Comienza en el Coll de la Teixeta. Vista desde este punto.

La Ruta del Priorat Comienza en el Coll de la Teixeta. Vista desde este punto.

El pasado 22 de febrero se realizó la primera etapa en al ruta del GR174, la Ruta del Priorat. El creciente interés por parte de los compañeros de montaña fue creciendo hasta tal punto que decidimos alquilar un autobús para realizar la ruta. Así nos ahorramos el transporte en diferentes vehículos. Los conductores, que en otras  ocasiones hacían el camino parcial para trasladar los coches, en esta ocasión pudieron caminar todo el rato.Con una inscripción inicial de 44 personas, el bus partió de Sant Celoni, lugar de origen de la empresa y donde recogió el primer grupo de quienes residen por la zona. La segunda parada se realizó en la autopista en el Polígono Salavatella de Barberà del Vallès y la última parada  en Barcelona, al junto al Arc de Triomf. Con una puntualidad inglesa se fueron cumpliendo los horarios, lo cual se agradece al tratarse de un grupo numeroso. El bus llega también puntual al Coll de la Teixeta, cerca de Falset. Allí  nos esperan dos compañeros más que se unen al grupo.

El inicio de la ruta fue un poco confuso ya que no había señal por ninguna parte. Tras un rato indagando por los alrededores al final, en la parte alta logramos localizar la primera señal. A partir de ahí ya fue prácticamente fácil seguir el itinerario.

En nada se parecen los paisajes, aunque los desniveles se sigan midiendo en metros, que visitamos en las rutas del norte. Aquí la montaña es más vieja, el espacio se mide por terrazas cuyas viñas bien alineadas dejan carácter de una cierta modernidad. El silencio, fuera del ruido de los caminantes, es profundo. El sonido del agua en las pequeñas corrientes de un río al lado del camino, rompe el silencio del que hablaba antes, pero como si formara parte de él.

En un recodo, al remanso de una pared de una vieja construcción paramos a tomar un bocadillo, el sol y unos tragos antes de partir hacia un pequeño y carismático pueblo: Porrera.

A través de la memoria nos llega el sonido de la canción del “Café Antic” al que  nos llegamos para tomar un vermout. Esteban, compañero caminante conoce al dueño (el abuelo) y se queda con él sentado al sol en la calle como si no fuéramos de paso.

Retomamos la ruta hacia Falset, durante los dos  siguientes kilómetros volvemos la vista atrás y vamos alejando la la estampa de Porrera, ahí plantado en medio de matices verdes, marrones, con fondo de montaña y cielo para confundir más el alma. Escoltado por viñas desnudas añorando la poda que está al caer. Por la carretera que serpentea a  nuestra  izquierda aparece el autobús que avanza muy lentamente. Luego nos dijo Josep, el conductor, que era muy justita para ir con un autobús.

El grupo avanza y superada la cota más alta, oteamos un poco y ya aparece el perfil de Falset. Las señales escasean y llegamos a una casa que aunque indicada en la guía, la senda desaparece y tenemos que improvisar. La orientación la tenemos clara, pero el camino ha desparecido. Pensamos que los dueños de la casa han borrado la señal  para que no pasen por allí “extraños caminantes”. Hay ganas de comer y la gente se sienta en una escalera dispuesta a abrir sus mochilas y alimentarse. Algunos que llegaron antes, más los que montaron en Porrera, se acomodaron en un bar del pueblo.

Llegada la hora de reagruparse para el retorno, no sin antes hacer una foto de grupo y dar por finalizada la  primera etapa.

El camino sigue fácil y tras un tramo caminando por la carretera, nos acercamos a Falset

rescate

Rescate

El Titanic se hundió y la noticia, casi siempre fue el iceberg que “curiosamente” pasaba por allí. Muchos no tienen ni idea, cuántas personas murieron, ni han llegado a pararse un ratito para meditar sobre qué pasaba por sus mentes en aquellos dramáticos momentos. Nos hemos quedado en la galería, en la hermosura de sus salones, sus escaleras, sus lámparas, su… glamour. Tanta arrogancia, que cuando se plantearon el rescate de verdad ya era tarde.

Cada día vemos gente lanzándose al mar del olvido mientras los autores, quienes dirigían este barco-país aseguraban sus honorarios -coge el dinero y corre- al paraíso de la esquina. Si es que estamos rodeados: Andorra, Gibraltar, San Marino, Mónaco…y ahora el “paraiso” lo tienes a un click de tu computadora. Sinceramente, lo que nos ha de preocupar son las víctimas de este fiasco. Y debieramos de contar lo que está pasando día a día, el calvario de cada persona “colgada” del sistema, para ver si si de una puta vez se enteran del daño que hacen, que han hecho…y ayudan a salir de este lío a toda esta pobre gente o gente pobre arrimando un poco el hombro, devolviendo lo que se han  pillado, llevado de forma irregular. O al menos permitan que se regenere la economía, para que luego vuelvan a robar. Con sus migas, podremos volvera  vivir con alegría. Porque la alegría de la gente sencilla es barata que toda la tontería material. Y la felicidad no cabe en ninguna mansión de lujo, sino purita apariencia.

100 años pasan enseguida, como el ´Titanic. Veran nuestros nietos o biznietos la historia en videos tipo youtube y se habrán registrado las noticias como la historia de la burbuja financiera, y de las vícitmas… ni se sabrá. ¡como siempre! serán un puro número.

robar y rodar

La delincuencia aumenta, este es el “gran paquete” que marcan algunos de cuello planchado y corbata de moda. Da lo mismo que sean presidentes de un gobierno autónomo, de un banco, fundación, empresa… al final, son unos tiñosos mentales que han convertido su vida en un parque temático. Han dejando de soñar aparentando ser felices y cultivan el nuevo “riquismo” sin saber ni siquiera hacer un discurso con gracia. Y nosotros, casi cómplices ya que hemos visto casi siempre aquello que está de acuerdo con nuestros prejuicios hacemos salida con cierto remilgamiento no sea que se ofendan.

Dicen, los especuladores atacan España, el sistema financiero se apropió de nuestras casas, y los “singles” de lo ajeno viven en cárcel jaula de oro escribiendo memorias y recibiendo un respeto y una educación que nunca habían profesado…

Antes de hacer sostenible el planeta, habría que hacer sostenible la convivencia y la conveniencia.

1 uno

1, uno es importante, es la primera acción en este blog. No sé por qué me metí, pero ya que he abierto esta página no puedo quedarme así, a medias. Viendo tantos buenos y variados blogs, uno piensa que no es necesario añadir más ya que es difícil superar la selección de “tipeadores” que inundan estos espacios.

Pero una vez padado este ataque de humildad, no queda otra que tirar, continuar… como en un viaje importante, uno se llena de miedos y siente cierto rubor al mostrase así sin tapujos a los demás. Por eso todo lo que se dice forma parte de uno mismo y apenas se publica ya te desprendes y asumes la ruina que te puede caer o las bendiciones que te pueden llegar en forma de comentarios, llamadas, mensajes, etc.  Con este riesgo y también con el de la indiferencia, uno se lanza por esta senda-selva bloquera con el fin de disfrutar y si es posible hacer disfrutar. Un elemento más, abierto, gratuito y en parte libre para decir sin gritar, quietamente, serenamente y sin pretensiones lo que apetece en cada momento o lo que interesa decir.  la mayoría en su diseño, contenidos, etc.

Uno puede ser objetivo a la hora de escribir en un blog, pero ¿por qué?, así que quien lea trate de entender y dirimir hacia que lado se inclinas las ideas, las palabras, los comentarios y las intenciones.